La plantilla, que brindó el título a la ciudad, quiere luchar también por la próxima OK LigaLa plantilla del Reus Deportiu La Fira celebró este lunes su octava Copa de Europa con las ganas que acompañan a un éxito inesperado. No era, desde luego, el favorito a alzarse con el título en la Final 4 de Lleida, a la que llegaban también el Barça, referencia en toda competición que disputa, el último campeón, Benfica, y el último finalista, Oliveirense. Pero el equipo rojinegro supo sacar ventaja de un formato que iguala fuerzas, y a un partido, el Reus demostró que podía ganar al Benfica y después, y sin muchos apuros, al Oliveirense.

Como en sus anteriores títulos, una visita al Santuari de la Misericòrdia, patrona de la ciudad, y el saludo a la afición desde el balcón del Ajuntament de la capital del Baix Camp en la plaza Mercadal sirvieron para festejar el éxito de Lleida, que llegaba precisamente el día del 50 aniversario de la primera Copa de Europa del club, conquistada el 14 de mayo de 1967 en Reus tras batir por 6-3 al Hockey Monza en el partido de vuelta de la final, después de haber empatado en la ida en la pista italiana (3-3). La efeméride redondeó la celebración, pero el Reus Deportiu no solo mira atrás, sino hacia el futuro, convencido de que pueden llegar buenos tiempos con una plantilla que en Lleida demostró su calidad. La Copa de Europa debe ser el aval para la continuidad de Enrico Mariotti como técnico. El italiano quiere seguir, como aseguró el domingo, para defender esta Euroliga y volver a pelear por la OK Liga, que el club no gana desde 2011. “Nos ha faltado continuidad en la Liga porque éramos un equipo muy nuevo”, explicó Mariotti.

Especialmente feliz eraMarc Torra, autor de un récord histórico: ha ganado las últimas cuatro copas de Europa con tres equipos diferentes, dos con el Barça, una con el Benfica el año pasado y la del domingo con la camiseta rojinegra. Solo otro hombre, Carlos López, había sido campeón con tres clubs. “El sacrificio y la humildad han dado sus frutos”, explicaba Torra, triunfador en su primer año en Reus.

Directiva, jugadores, cuerpo técnico y afición empezaron la rúa de celebración en el Santuari de Misericordia, donde entregaron la copa a la patrona, antes de empezar la fiesta ciudadana por las calles de Reus. En autobús y custodiados por miles de personas, los jugadores llegaron al balcón del Ajuntament, donde la presidenta del Reus Deportiu, Mónica Balsells, agradeció a la afición su apoyo: “Nos hemos sentido muy apoyados por todo el mundo”.

Pero los grandes protagonistas fueron los jugadores. Raül Marín, capitán del Reus Deportiu, gritó “Visca Reus i Visca Catalunya”, y Joan Salvat, jugador de la cantera, provocó sonoras ovaciones. “Después de verlo muchos años desde abajo, ahora tengo el privilegio de estar aquí arriba. Hace cincuenta años el Reus Deportiu ganó la primera Copa de Europa y ahora volvemos a estar aquí”, destacó.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Estas imágenes están protegidas por derechos de autor, está prohibida su descarga !!