El entrenador del Barça se despidió del Palau con palabras de agradecimiento para todos

El partido del sábado en la pista del Liceo será su ‘último servicio’ al equipo de hockey patines

Ricard Muñoz se va. Se va con los bolsillos llenos de partidos, victorias, títulos… pero sobre todo se va sabiendo que cuenta con el cariño de los jugadores, de los aficionados y del club. Y esto es para el entrenador del Barça el mayor tesoro que ha conseguido estos cuatro años al frente del primer equipo.

Ante el Girona disputó su último partido en el banquillo del Palau y recibió un emotivo homenaje: “Ha sido una despedida muy emotiva. Una bonita sorpresa. Toda la gente que quieres, la familia, los amigos, los compañeros… es un final que me hace feliz y me voy a casa con muchas cosas removidas dentro de mí y un recuerdo impresionante”, aseguró Muñoz tras celebrar una nueva victoria y recibir la Copa de campeón de Liga.

ÚLTIMO PARTIDO EN LA PISTA DEL LICEO

Pese a las celebraciones y al título, lo cierto es que la Liga no ha acabado y falta un partido por disputar: “Hoy era el último partido en casa y lo hemos sacado adelante. Teníamos que hacerlo sobre todo para la gente que nos ha venido a apoyar, pero queda un partido en A Coruña, una pista no precisamente fácil para nosotros, pero iremos con ganas e ilusión sabiendo que es el último y que después tenemos vacaciones y como siempre iremos a por todas”, advirtió.

SIN DUDAS TRAS LAS MUESTRAS DE CARIÑO

A veces cuando uno toma decisiones difíciles, al ver la reacción de la gente puedes llegar a pensar que te has equivocado, pro no es el caso de la decisión de Ricar de dejar el primer equipo: “No tengo dudas, al contrario. La decisión era firme y en base a criterios objetivos así que este homenaje no me ha generado dudas. Me llevo muy buenos recuerdos, el cariño de mucha gente con la que he compartido muchos momentos dentro y fuera del trabajo y esto me hace feliz”, aseguró convencido.

Sin duda cuatro años dan para mucho, pero lo que má valora Muñoz es haberse sentido querido por todos: “Hay muchos recuerdos buenos. Hemos disfrutado de muchas batallas para conseguir títulos, hemos llorado porque también ha habido decepciones, pero al final en momentos como el de esta noche con este cariño, el apoyo de la gente y el reconocimiento que he recibido durante estos cuatro años es lo que más valoro y lo que da una idea de la grandiosidad no solo de este club sino de toda la gente que forma parte de él”, sentenció.

SIGUE VINCULADO AL CLUB

Ricard Muñoz trabaja desde hace años en la Masia, actividad que no abandonó durante su periodo de entrenador del primer equipo. A partir de la temporada que viene seguirá con sus funciones en la formación del club formando parte del proyecto Masia 360: “Es un punto y seguido porque yo nunca he dejado de trabajar en la Masia, pero un punto y aparte vinculado en la sección de hockey. A partir de ahora tendré mi localidad en el Palau y seré un seguidor más. Mi vinculación profesional va para otro camino dentro del club donde quiero sumar en otros proyectos formativos”, explicó.

Después de tantos años vinculado a la competición, el entrenador catalán está convencido que siempre tendrá el gusanillo: “Echaré en falta los banquillos porque llevo casi toda mi vida compitiendo. Soy una persona a la que le gusta trabajar con grupos, competir… así que será una sensación nueva. Pero seguro que ganaré otros aspectos a nivel personal”, reconoció.

Fuente: SPORT

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Estas imágenes están protegidas por derechos de autor, está prohibida su descarga !!