El Liceo disputaba su primer compromiso de la temporada en Riazor enfrentándose a un recién ascendido, el Asturhockey. El conjunto verdiblanco estrenaba también horario matinal

El Liceo disputaba su primer compromiso de la temporada en Riazor enfrentándose a un recién ascendido, el Asturhockey. El conjunto verdiblanco estrenaba también horario matinal y, como siga jugando como ayer, los domingos van a traer muchas alegrías a los aficionados. Los hombres de Juan Copa ganaron de manera contundente (11-1), y mostraron que esta temporada van a ir a por todas, a luchar por el título de Liga.
El Asturhockey llegaba después de perder 1-9 ante el Barcelona. El equipo de Grado le puso ganas al partido, pero hoy por hoy la diferencia de nivel entre los dos equipos es evidente, de ahí que encajaran otra clara derrota. Una vez que la semana que viene reciban al Reus, los asturianos se quitarán a los tres ‘grandes’ de encima y ya podrán empezar a pensar en la permanencia, que no va a ser fácil ni mucho menos.

El encuentro empezó con equilibrio, e intercambio de golpes mientras se asentaban las posiciones. El 1-0 de Dava Torres no varió en exceso el planteamiento. De hecho, en los diez primeros minutos se mantuvieron en pista los dos quintetos iniciales.
Todo empezó a variar una vez que llegaron las rotaciones. Precisamente un jugador que entró desde el banquillo, Sergio Miras, fue el autor del 2-0. Pero inmediatamente después, Pedro González, que también fue suplente, reducía las diferencias (2-1).
Pero ahí la mayor calidad del Liceo empezó a notarse con más intensidad. Marc Coy lograba el 3-1 en el minuto 18. Eso sí, todavía era pronto para romper el partido. Y el Liceo se acercaba peligrosamente a la décima falta.
Pero antes de eso, llegó un final de primer tiempo explosivo de los de Juan Copa. Dava Torres lograba el 4-1 en el 21. Y, a continuación, Pelayo era sancianado con tarjeta azul y, en la falta directa posterior, Eduard Lamas ponía el 5-1. Era prácticamente la sentencia. De todas formas, a falta de 44 segundos para el descanso, Miras conseguía el 6-1.

A por más
Con todo, el segundo tiempo ya no tenía demasiado interés en cuanto al resultado, pero el cuadro anfitrión no dudó en seguir buscando la portería rival.
Eso sí, la primera gran oportunidad tras el descanso fue para el Asturhockey. El Liceo cometió la décima falta y, en la directa posterior, Pedro González esta vez no pudo batir a Xavi Malián.
Las desgracias para el equipo de Grado no acabaron ahí. En los siguientes minutos, Marc Coy logró el 7-1, César Carballeira el 8-1 y Josep Lamas el 9-1.
Así las cosas, con el partido más que decidido, Juan Copa quiso dar minutos a todos sus convocados. Así que Martín ocupó durante siete minutos y medio la portería de Malián. El cancerbero suplente del Liceo no encajó y fue muy aplaudido por los espectadores cada vez que intervino. Bonito gesto del público para el jugador que, en todos los equipos de hockey, es habitual en el banquillo.
A falta de cinco minutos Eduard Lamas conseguía el 10-1. Y justo después Mikel Abeal, el último verdiblanco que faltaba por entrar a la pista, también tuvo su oportunidad.
Y en el último minuto, Dava Torres, que antes había logrado el primer tanto del encuentro, cerraba el marcador con el 11-1 definitivo.

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!