Cada temporada que pasa observo impasiblemente como una de las máximas competiciones más importantes del mundo se va degradando un poco más. Hace tiempo atrás podíamos decir sin ningún tipo de complejos que la OK Liga era la mejor liga del mundo, pero hoy en día lo podríamos poner en duda.

Si hace una temporada podíamos encontrar hasta cuatro equipos en lo alto de la competición junto al FC Barcelona para poner emoción a la liga, este año sólo serán tres, ya que el CP Vic sufre una severa crisis económica y ha visto frenado su proyecto deportivo . Por lo tanto, hoy por hoy sólo el Liceo de la Coruña y el Reus Deportiu pueden poner contra las cuerdas al actual campeón una liga que no tiene casi ningún tipo de emoción.

La crisis que sufre el Vic es uno de los grandes ejemplos para mostrar el callejón sin salida en el que vive la OK Liga. Estos últimos años hemos visto cómo han marchado de muchos equipos algunos de los grandes jugadores para disputar otras ligas como la portuguesa o la italiana donde ellos pueden vivir del hockey durante un tiempo. Esto ha llevado a que el nivel de la competición haya bajado. Por su parte, el Vic ha visto como no podía retener muchos de sus jugadores debido a la crisis y tenía que empezar un proyecto desde cero.

Pero no todo son malas noticias, porque en el mundo del deporte siempre hay una cara positiva y es el valor de los planteles de los clubes. En tiempos de carestía económica es el momento de promocionar nuevos talentos del hockey porque, por suerte, en Cataluña cada temporada surgen nuevos. El gran ejemplo nos lo ofrecen plantillas como la del CE Noia, que ha hecho un equipo joven y con ganas de ganar y hoy por hoy ocupa la parte alta de la liga. O de otras plantillas como la del Voltregà, de la que han salido grandes jugadores, o bien el Lloret, que se ha mantenido en la élite estos últimos años haciendo subir hornadas de jóvenes jugadores.

Tendremos que ver qué acaba pasando desde ahora y hasta final de temporada. Lo que tengo claro es que la OK Liga ha perdido competitividad, pero de emoción no faltará nada hasta final de temporada, siempre que los de arriba se relajen un poco y los de abajo sean capaces de dar la campanada, como ya pasó hace unos días con el Girona, que estuvo a punto de sorprender al Barça en el Palau Blaugrana.

Esperaré y frisaré porque de cara a la próxima temporada surja algún mecenas que sea capaz de romper la tríada Barça, Liceo, Reus. Esperaré!

Fuente: Okcat

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!