El cuadro local se colocó con un 3-0 a favor al inicio de la segunda mitad, pero el Reus se rehizo y estuvo cerca de empatar en un final muy tenso

El Liceo se impuso en un auténtico duelo de titanes ante el vigente campeón de Europa, el Reus Deportiu, en un partido en el que las rápidas transiciones del cuadro local y su acierto ofensivo marcó la diferencia, así como las múltiples ocasiones perdonadas por el conjunto de Jordi García, que decantaron el choque en favor de los locales. Con el 3-2 final, los gallegos se mantienen colíderes con el Barça, alejando al equipo del Baix Camp a 6 puntos de la cabeza.

El conjunto ‘roig-i-negre’ llegaba a esta importante novena jornada de la OK Liga con una racha de cuatro victorias consecutivas y después de haber dado un fuerte golpe sobre la mesa ganando al Barça en la jornada anterior en casa, pero el Liceo fue demasiada presa para un Reus que no se encontró cómodo en ninguna fase del choque. El equipo local afrontaba esta cita como el cuadro con más goles a favor (36) y el segundo menos goleado (12) hasta la fecha, y demostró enseguida su poderío con su calidad individual y las buenas intervenciones de Xavi Malián.Precisamente, el meta fue crucial al inicio del encuentro, cuando el equipo ‘ganxet’ salió a por todas y dispuso de grandes ocasiones, una de ellas de Torras que paró de forma providencial el portero barcelonés con la punta de su guante.

El Liceo parecía haberse contagiado del ambiente frío que se vivía en Riazor en los primeros minutos, pero se rehizo con la entrada del ex del Reus Marc Coy y respondió a la contra de forma letal en el minuto 12 con un gol de Dava Torres a pase del ex azulgrana Edu Lamas que sentó como un jaro de agua fría para el equipo visitante.

Los catalanes lo intentaban, pero los locales hacían mucho daño con transiciones vertiginosas con las que lograron otros dos palos que pusieron el miedo en el cuerpo a los de García antes de llegar a la media parte.

El Reus perdona y el Liceo no falla

El inicio de la segunda mitad fue idéntico a los primeros minutos de partido, con el Reus saliendo a por todas en busca del empate. Casanovas desperdició dos grandes oportunidades de poner las tablas en el marcador y Raúl Marín desaprovechó una falta directa. Y en el hockey, perdonar se paga muy caro. Acto seguido, Miras puso el 2-0 en una de sus especialidades, de penalti. Ballart pudo atajar el lanzamiento en primera instancia pero el ex del Vendrell demostró su tremenda clase haciéndose con el rechace y superando al meta reusense.

El Reus vivía sus peores minutos tras el segundo tanto y el Liceo no cesaba de atacar en busca de dejar K.O. a los catalanes. Cuando quedaban 8 minutos para el final, el Reus cometió su décima falta y esta vez, dava Torres, ampliaba la ventaja con una gran finalización en el que era su segundo gol de la noche. Gancho largo y para dentro para terminar de noquear al tercer clasificado de la OK Liga.

Reacción visitante

Pero si algo define el espíritu de este Reus es que nunca se rinde. Uno de los jugadores que mejor define esta manera de jugar es Raúl Marín, que segundos después del tercer tanto local, recortó distancias con un disparo lejano para anotar su gol número 13 esta campaña.

Rodríguez, que reaparecía para la ocasión, desperdició la segunda falta directa del Reus ante el también ex jugador del Voltregà, Xavi Malián, que firmó una espléndida actuación bajo palos. Donde no pudo hacer nada es en el último minuto ante Raúl Marín, que en esta ocasión anotó con mucha delicadeza y clase el segundo tanto del Reus para dar emoción al final del partido. restaban sólo 42 segundos para que el Reus tratara de empatar un partido que parecía perdido para los ‘roig-i-negres’, que finalmente se fueron hacia el Baix Camp con las manos vacías.

Fuente: MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!