Objetivo cumplido. El Liceo empezará 2018 como líder en solitario de la OK Liga. Los hombres de Juan Copa derrotaron ayer por 2-9 al Lleida. Antes, el Barcelona ya había derrotado por 0-1 al Voltregá.

Objetivo cumplido. El Liceo empezará 2018 como líder en solitario de la OK Liga. Los hombres de Juan Copa derrotaron ayer por 2-9 al Lleida. Antes, el Barcelona ya había derrotado por 0-1 al Voltregá. Aunque los azulgranas siguen jugando con fuego (en jornadas anteriores ya vencieron por la mínima a Caldes, Lloret y Girona), se mantienen con dos puntos de desventaja (39 y 37) sobre el que, sin duda, es el equipo más en forma de la competición.

Algo que el Liceo volvió a demostrar ayer en Lleida. A los cuatro minutos, Josep Lamas ya había inaugurado el marcador. Poco después, Andreu Tomás pudo restablecer la igualada, pero falló un penalti ante Malián. Quien sí acertó fue de nuevo el capitán liceísta, que colocó el 0-2.

Y, una vez más, los suplentes también aportaron mucho al equipo verdiblanco. Carlo di Benedetto puso el 0-3 en un tramo final del primer tiempo electrizante. Primero Jordi Creus recibió una tarjeta azul. Josep Lamas, que pudo haber colocado el 0-4, erró la falta directa. Y el Liceo tampoco pudo marcar en superioridad. Y, en los últimos segundos antes del descanso, nueva azul, esta vez para Carballeira. Giménez lanzó la falta directa y, aunque falló, puso el 1-3 en el rechace.

Tras el descanso, más problemas para el Liceo, con el 2-3 obra de Candanedo.
Y en estos minutos tan delicados, aparecieron Eduard Lamas primero (2-4) y después Sergi Miras (2-5), este último de penalti.
En el tramo final del partido, el Liceo no se relajó para conseguir otra goleada.

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!