80 EventosLa selección española dirigida por Samaranch logró la cima en Barcelona’1951

n una época en la que el deporte español era ‘invisible’, hablamos de antes de las Copas de Europa del Real Madrid de Di Stéfano (1956-60), de los cuatro oros de Joaquín Blume en el Europeo de gimnasia artística de París (1957), del Tour de Federico Martín Bahamontes (1959) y del primer Roland Garros de Manolo Santana (1961), hubo una disciplina en la que logramos llegar a lo más alto para no bajarnos ya de la cima.

El hockey patines tiene unos orígenes inciertos pero lo que sí se sabe es que es uno más de los deportes que los británicos han regalado al mundo. De hecho, Inglaterra fue la gran dominadora de los primeros campeonatos, ganando un total de 12 Europeos y dos Mundiales al hilo. En España se introdujo en 1915 con reglas parecidas a las de hockey hierba y en 1929 ya se forma parte de la familia de la Federación Internacional de Patines de Ruedas, aunque no sería hasta 1947 cuando la selección disputa su primer Europeo, que por entonces otorgaba también el título de campeón del mundo (así sería hasta 1957).

La selección queda tercera en aquella cita continental disputada en Lisboa, logrando un histórico bronce para un país que por entonces vivía aislado del mundo inmerso en los duros años de la posguerra. Un año después (1948), la selección española es cuarta en el Europeo de Montreux (Suiza) y al siguiente sube al segundo escalón del podio de nuevo en Lisboa. En esa época, los torneos aún se disputan en la modalidad de liguilla (esto no cambiaría hasta 1989).

Tras estos éxitos, el hockey sobre patines español se siente preparado para acoger el campeonato, que lógicamente se debe disputar en Barcelona, toda vez que Cataluña siempre ha sido el mascarón de proa de este deporte en nuestro país. La sede es el ya desaparecido Palacio de Deportes de la Ciudad Condal, una instalación descubierta que luego sería un canódromo antes de ser derruido.

Juan Antonio Samarach explica la táctica a sus jugadores en una pizarra improvisada

El torneo, VII Campeonato del Mundo y XVII Campeonato de Europa, se disputa entre el 1 y el 10 de junio, concluyendo con un apasionante España-Portugal en el que se decide el título. Al frente del equipo local se encuentra el luego presidente del Comité Olímpico Internacional Juan Antonio Samarach, que ejerce de seleccionador y organizador del evento. 12.000 personas abarrotan las gradas del recinto barcelonés.

A España, que sólo ha cedido un empate en todo el campeonato (1-1 frente a Francia), le vale con otra igualada para alzar el trofeo toda vez que Portugal, tetracampeona, ha perdido sorpresivamente frente Bélgica (0-1) en la segunda jornada de la liguilla. El partido sin embargo no puede empezar peor porque los lusos se adelantan 0-3…

La primera gran remontada

Fue la primera gran remontada del deporte español, con goles de Jordi Trias, Augusto Serra y Toni Mas (dos). Victoria por 4-3 con el inolvidable Matías Prats padre narrando el partido por Radio Nacional de España. Una enorme alegría para un país acostumbrado a las penurias. Tres años después, varios de los protagnistas repitieron éxito con un segundo entorchado, de nuevo en Barcelona.

Hoy en día, el hockey sobre patines español se ha consolidado como el más importante del planeta con 17 títulos mundiales y 16 europeos, incluidos siete de los últimos nueve en ambos casos. En categoría femenina, también lidera el palmarés con seis coronas mundiales y cinco europeas. Una brillante historia que empezó el 10 de junio de 1951 en Barcelona.

Fuente: Marca

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!