Fundado en 1951 y consolidado en la OK Liga, nunca había ganado un título hasta que el domingo se adjudicó la Copa CERS ante el Barcelos portugués

67 años han tenido que pasar para que el Lleida Llista Blava, uno de los clubs históricos del hockey patines catalán, levantara el primer título de su palmarés. Fundado en 1951, no había ganado nunca un título y el domingo se estrenó por la puerta grande al conquistar la Copa CERS, la segunda competición europea de este deporte, tras ganar por penaltis al Barcelos portugués, campeón de las dos últimas ediciones.

El empuje del público que llenó el Onze de Setembre de la capital ilerdense y la fe del grupo, que tiró de épica para levantar un 0-2 en contra ante un rival más experto, fueron decisivos en la victoria que selló Xixi Creus y convirtió a su equipo en el primero de Lleida que gana un título europeo en cualquier deporte.

El título premió así la trayectoria de un club que vivió una primera época dorada entre finales de los años 50 y principios de los 60, cuando militó varias temporadas en la Primera División del campeonato de Catalunya, antes de que en la 1969-70 se creara la División de Honor española -actual OK Liga- , a la que no llegó hasta el curso 2000-01.

Desde entonces, sólo había dejado de militar en la máxima categoría en las temporadas 2005-06, 2010-2011 y 2011-12, cuando lo hizo en Primera Nacional, pero nunca había tenido la oportunidad de ganar un título. Lo más cerca que estuvo fue en 2003, cuando con un equipo en el que destacaban Guillem Trabal y Joan Carles perdió la final de la misma Copa CERS ante el Reus Deportiu, cuando se jugaba a doble partido, tras caer en casa por 2-3 y hacerlo también fuera por 5-0.

Pero salvo aquella campaña y algunas participaciones esporádicas en la misma competición y la Copa del Rey, el Lleida siempre había luchado por la permanencia hasta ahora, en la que ya se codea con los grandes gracias a una plantilla que combina la veteranía y experiencia de Creus (36 años), ya ganador de la Copa CERS con el Tenerife en 2008, el argentino Darío Giménez (31), que marchará a Italia al acabar la temporada, Joan Cañellas (31) y Andreu y Lluís Tomàs (32 y 31) con la juventud de los hermanos gemelos franceses Bruno y Roberto Di Benedetto (20).

Todos ellos de la mano de Albert Folguera, histórico ex capitán del Igualada que ganó seis Copas de Europa en los años 90 y ex técnico del propio Igualada, el Reus y el Voltregà, que los dirige desde el banquillo.

Fuente: Carles Gallen-MD

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!