Fuente: MV-La Opinión

Un empate o una derrota en Vic permitiría que el Barça cantara el alirón si gana en Lleida

Ganar o ganar. Al Liceo no le queda otra opción en su visita a la pista del Vic (20.00 horas). Porque todo lo que no sea eso, es decir, una derrota o incluso un empate, podría suponer la sentencia definitiva de la liga. Si los verdiblancos no se imponen esta noche al conjunto rojiblanco, el Barça tendrá mañana su primera oportunidad de proclamarse campeón si vence en la pista del Lleida. Así que al equipo dirigido por Juan Copa no le queda otra que seguir sumando de tres en tres para prolongar el suspense, al menos dos semanas más ya que el próximo fin de semana la OK Liga descansa para disputarse la final a cuatro europea. Un triunfo, además, atará también de forma virtual el subcampeonato ya que quedarán seis puntos en juego y la ventaja con el Reus, como mínimo -dependiendo de lo que en Igualada- será de cuatro.

Jornada, por tanto, decisiva. Y muchas de las miradas estarán puestas en Vic. Allí los verdiblancos tendrán toda la presión porque saben que solo les vale ganar, pero su victoria también significará dormir a solo un punto del Barcelona, por lo que la presión cambiaría al día siguiente de tejado. Los azulgrana visitan mañana al Lleida, que la semana pasada se proclamó campeón de la Copa CERS y que se ha pasado la semana de celebración en celebración. Eso puede restarle tensión, aunque al menos uno de sus jugadores, Bruno di Benedetto, intentará hacer todo lo posible para intentar hacer un favor a su hermano, Carlo, en el Liceo. El otro de los mellizos, Roberto, no estará en el partido ya que precisamente en un lance de la final continental sufrió una rotura de la tibia y tuvo que pasar por el quirófano.

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error: Content is protected !!